Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

No estoy enojada, solo estoy malhumorada

Imagen
De esos días en que la imagen de mi espejo empieza a dialogar conmigo, algunas veces pienso que estoy perdiendo la razón, después recuerdo que de esa alucinación comienza un monologo.


Y así simplemente pienso debería hablar al 01 800 de apoyo psicológico que tengo.


En fin otro día mas, semana de lucha interna por querer cambiar hábitos, comentan que después de 21 días se vuelve un habito y hay pequeñas cosas que he logrado cambiar, mi llegada a la oficina 30 minutos antes y el beneficio de manejar con menos transito en la avenida puedo decir prueba superada, pero me faltan otros tantos pequeños hábitos que debo cambiar y no quiero, me opongo, me resisto y ese estira y afloja me deja agotada, dejar de consumir las carnes rojas, llevo 5 días y no puedo dejar de pensar en una hamburguesa o el hacer una carne asada en casa, eso de juntarse uno con gente saludable no deja nada bueno, 5 días de comer pollo y pescado, 5 días de mañanas malhumoradas, de ganas de matar gente y algunas veces da…

Ese dia que entristece el alma

Llega esta fecha de mayo en que a miles de personas les inunda la nostalgia y yo seré una de ellas, 2o año que ya no tengo a quien celebrarle este 10 de mayo, siempre tendré nostalgia de no haber tenido una madre como muchas amigas platicaban, no tuve una que me abrazara de pequeña o que me consolara en algún momento, no tuve una que me preguntara como estas.


Recuerdo los días de mi infancia con ese temor de saber como seria ese día, si amanecía silbando una canción consideraba que se había levantado de buen humor, si amanecía gritando sabia que nos seria difícil lidiar con ella, esa bipolaridad con la que vivíamos, ese saber que si algo no estaba en el orden que ella quería o con la extrema limpieza que ella deseaba desataba su mal genio y todas nos veríamos afectadas.


Sin embargo agradezco que tuve una madre que supo administrarse siempre y asegurarse que no me faltara nada en la medida que nuestra económica nos lo permitía, no supe lo que era el hambre, nunca me falto ropa, calzado…