martes, 17 de diciembre de 2013

Caminando hacia el 2014

Invitación para ir de compras a McAllen y tuve que declinarla, siempre pienso que si estas tratando de forzar las situaciones para que se den las cosas, te estresas demasiado y al final es un desastre, asi que lo que se puede hacer ok y lo que no pues para que me preocupo.

Cambie mi dia de shopping por día de servicio y fue gratificante apoyar a mi hermana con la lavada de blancos, sinceridad ante todo yo no hago nada, todo lo hacen las maquinas, pero aun asi, es una friega; cocinar, por Dios quien en este mundo le dijo que yo se cocinar, bueno lo hacia hace bastante tiempo, pero no es lo mismo que me inviten a comer y pongan un plato mas a que yo cocine para 6 personas, el arroz recocido, la milanesa empanizada pasable, la ensalada un exito, es lo que siempre me queda excelente, será que la lechuga, el tomate, elote y demas verduras no pierden su sabor al mezclarlas, ja ja. pero bueno prueba superada, hermana alimentada y niños sin hambre.

Ir y realizar la compra de la despensa, uff y recontra uff, no es posible, ahi si le sufri, quede con los pies mega super hiper adoloridos, es lo malo de que se quejen los pies yo estoy bien, me siento bien, tengo la energia y el entusiasmo para realizar todo, pero si hago algo repetitivo empieza mi chiquicuerpo a quejarse, si tengo la ocurrencia de barrer la calle afuera de casa termino con dolor en manos y pies, mmm sigo pensando en que en un futuro se podran hacer implantes y entonces no tendre problemas en cambiar las refacciones por unas de ultimo modelo algo asi como Almost Human, pero bueno faltan algunos años para que eso suceda, asi que mientras a soñar.

Ya casi termina este año cabalistico y siento el entusiasmo que se cierra otro ciclo de enfermedades y accidentes, las reuniones en la oficina van poco a poco normalizandose, hace unas semanas pude asistir a un desayuno en el Hotel Quinta Real y me agrado saludar a muchisima gente con la cual trato día a día, la comida de fin de año en el piano bar El Canto que fue un exito la organización de su servidora, terminar riendo y cantando, me encanta comportarme como si estuviera alcoholizada y sin tomar alcohol, creo que esas parodias se me dan mas, es día que todo se vale y termina valiendo todo, que nos corran del antro y seguirle en otro bar para cerrar el año.

Quiero unos días de vacaciones estoy haciendo labor de convencimiento pero nada mas no se da, el jefe anda muy negado con estas situaciones y yo con mil pendientes de arreglar en casa, pero en fin paciencia, no me queda mas que paciencia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

El tornillo de mi hermana

Dia de manejar de oficina al Hospital UMMA 7 en Santa catarina No estan ustedes para saberlo, pero en casa estamos tan cuerdas que nos sob...