jueves, 13 de octubre de 2011

El libro sigue sin funcionar...


Nosotros la raza humana, si nosotros hombres y mujeres entre todos los defectos que pudiéramos tener, nos distingue uno en particular, la lengua vipera.

Ayer estábamos en un restaurant con un ambiente un poco lugubre, oscurito, asi como intimo, pero no piensen mal, "estábamos" era toda la raza festejando un cumpleaños, dentro de nuestra molestia estaba que nos faltaba agregar una mesa y por lo tanto un grupo de compañeros quedo fuera de la mesa principal con la festejada, la mesa que podríamos haber agregado estaba ocupada por una pareja, de esas parejas que no puedes dejar de observar, el señor de unos 48 a 50 años aprox y la chica de unos 23 a 25 años, aparte estaban sentados uno al lado del otro en un sillón juntitos y no uno frente a otro como regularmente en una comida informal sucedería, notábamos los ademanes de la chica, si esas sonrisas coquetas y veíamos como se deshacía en risas con el susodicho de 48 o 50 años, casi parecía que le contara el chiste mas gracioso del mundo, resulta que con los compañeros que tenia al frente y al lado mio, estábamos "observando" a dicha pareja, mi compañera empieza a hacer conjeturas y nos debatíamos en saber el parentesco de dicha pareja, las apuestas estaban entre amante/amiganovia/detalle/segundo frente, después mirábamos las manos del susodicho y no le vimos argolla matrimonial, aunado al pagar la cuenta nos quedamos observando si pagaba con tarjeta de crédito o en efectivo, porque si pagaba con tarjeta de crédito seguro estaría sospechoso para la esposa un gasto así, pero teniendo en cuenta que los ejecutivos tienen gastos de representación y podrían justificar un gasto con un "cliente", así que después de 20 minutos ya teníamos hecho un culebrón/novela de esa pareja y seguíamos en nuestro "recorte", cuando por fin para nuestra fortuna se levantan y se van, justo cuando se disponen a retirarse voltea el Señor de 48 o 50 años hace un ademan de saludar y vemos que le contestan el saludo...

ooops era un amigo de un compañero sentado en la mesa de al lado, Que pequeño es el mundo y que grande es la lengua vipera, ponzoñosa y venenosa.

1 comentario:

Un pasito mas

Y un día te das cuenta que estas madurando, no mucho, pero poco a poco lo vas logrando. Si me conocen en persona saben que intento tener ...