jueves, 13 de octubre de 2011

Los 5 minutos que me acuerdo del resto del mundo


7:15 de la mañana, manejando entre el trafico de esta ciudad dañada, dañada por las lluvias y la indiferencia de tantos semejantes y gobernantes que les valemos grillo, ya hice todo lo que me han recomendado, trato de vivir sin doble moral y tratando de respetar las leyes, de manejar a 30 kms. en zona escolar aun cuando no hay un agente de transito a la vista, lo hago porque asi lo creo, aun cuando el automovil tras de mi trate de rebasarme y al punto de hacerlo por poco atropelle a unos niños que cruzan para ir a la escuela, me molesto con ellos pero son tantos que no puedo cambiar su mentalidad mediocre y valemadre contra los semejantes, si un día deseo comprar una película la compro original y expiro el pecado de haber comprado alguna vez una pirata y después saber que ese dinero sirvió para comprar armas que hoy en día hieren a la ciudad, me pregunto si mis semejantes sabrán que ellos también han contribuido a solventar los gastos de tanto malviviente que hoy entra en sus casas y matan a sus hijos, pago mis impuestos aun cuando este molesta con los gobernantes y sufra por las calles llenas de baches, pago porque de esa manera si un día tengo un percance o me detienen por una infracción no tendré que soportar tener la mediocridad de que mi mente ofuscada busque solucionar con un soborno el problema que por mis acciones yo misma he provocado. 7:15 de la mañana y simplemente soy responsable de mi misma y me entristece que el mundo se este pudriendo.

7:15 de la mañana y veo al poniente y observo la luna tan grande y blanca, 7:15 de la mañana y el conejo parece que se burla de mi y sus orejas se visualizan como una señal de amor y paz en decadencia.

4 comentarios:

  1. Animo comadre, una sonrisa y adelante no hay de otra.

    ResponderEliminar
  2. Si cada vez hay más gente con conciencia todo cambiará... algún día.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Lo que no entendí fu el conejo de la luna jeje.

    ResponderEliminar
  4. Le falto mencionar que usted no vende quesos en los casinos a precios exorbitantes.

    Saludos Comadrita.

    ResponderEliminar

Sólo un mal día

Tengo que releer para ver que tanto les he compartido, creo que se me han escapado mil cosas por estar viviendo, hoy fue de esos malos dias,...