lunes, 18 de febrero de 2013

No pasa nada.. dalay

Cuando no estoy en la oficina se cumple el dicho.. Cuando no esta el gato, los ratones hacen lo que quieren.

Una de las cosas que controlo es la sala de dirección, la cual su prioridad es para el jefe, despues clientes externos y por ultimo clientes internos, asi que el día de hoy aun cuando la tenia agendada todo el día con visitas externas en cuanto salieron a comer, un compañero entro como Juan por su casa y se acomodo con sus visitas.

Van llegando las personas que con anterioridad estaban en la sala y se encuentran con el dilema en donde ubicarse, asi que tuve que habilitar una oficina para que pudieran tener sus reuniones y evitar contratiempos en la agenda. Yo como soy bien linda me disculpe y les dije que no se preocupen, que al rato mato a mi compañero y que me ayuden solo a sacar los cuerpos.

Y como siempre digo... todo tiene solución

2 comentarios:

  1. Jo, vaya compañero!!

    Vaya listo. Yo me hubiese enfadado bastante, la verdad.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Jajaja....que comica la parte de sacar los cuerpos...

    ResponderEliminar

10 años y continuamos

Saben en Abril cumplí 10 años de laborar en esta empresa, aquí en este lugar de trabajo fue donde mas he crecido como ser humano, de altura ...