lunes, 26 de agosto de 2013

Aquello que me sonroja


9pm sentada tranquilamente en el sofá viendo televisión, en la calle el sonido de risas y juegos de pelota, no es una calle privada sin embargo por su diseño permite circular pocos autos, a no ser un vecino que llegue a casa no hay mucho auto que deba circular en nuestro vecindario por lo tanto los chiquillos corren libremente cual animalitos en el campo, en casa no es diferente, el ruido de pisadas en la recamara me alertan que están jugando, risas y golpeteos, dan las 11pm y vienen por el pequeño Emiliano para que descanse y duerma en casa

-          Buenas noches

-          Hola Martha, buenas noches, pasa deja llamó a Emiliano

Quedando ella en el marco de la puerta no traspasa y me dice: no te apures aquí lo espero.

Subo con dificultad las escaleras, tomo impulso con el pasamanos hasta llegar a la planta alta y llamar a Emiliano para que baje y se vaya a casa.

Se despiden felizmente los peques y les deseo que descansen, estando ya sin ruido mi hijo se sienta a mi lado y me dice: Mami a que no sabes a que estábamos jugando

-          No a que jugaron en la computadora

-          No mami, inventamos un juego se llama la caja mágica

-          Y de qué trata

-          Usas una caja de zapatos y metes la mano y tienes que adivinar que es sin ver

-          Ahh muy bien! Con razón tenían tanto ruido

-          Y entonces mami, puse un calzóncito rosa y me reí mucho cuando Emiliano lo toco, ja, ja.

-          Un calzón rosa!

-          Si ha de ser de Jade o Aby (sobrinas pequeñas que algunas veces pasan la noche en casa)

-          En eso los colores se me vienen a la cara, siento un calor que arde en mis mejillas, “calzón rosa” aún siguen las palabras golpeteando mi mente.

Subo a la recamara y sobre la pila de ropa limpia están mi bragas “calzones rosas” vilmente manoseados.
Juego de manos es de villanos

Creo que este post debería de llamarse "Cuando el vecinito me agarro los calzones"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El tornillo de mi hermana

Dia de manejar de oficina al Hospital UMMA 7 en Santa catarina No estan ustedes para saberlo, pero en casa estamos tan cuerdas que nos sob...