martes, 13 de agosto de 2013

Los secretos del universo

Me pregunto si los trabajadores del seguro social van al cielo, si ya se que eso no se debe preguntar, que no todos son igual de chiplocudos, pero es que hay algunos que se pasan, otra de las cosas que me he preguntado es si saben sonreir o les tienen que pagar mas prestaciones para que lo hagan.

Lunes de analisis sanguineos en el hospital, sistema desconocido, delante de mi una fila de mas de 50 personas, entrego mi hoja de analisis y en eso me senti como en supermercado, pasan mi hoja por un escaner y asi en automatico salen 7 etiquetas con mas codigos de barras que las galletas Marias en oferta, de nuevo haciendo fila pero ahora entrego las etiquetas, veo como una enfermera las pega en los tubos de ensayo y me los entrega, nuevamente estoy en linea, 30 minutos de mi tiempo que se han perdido para no volver, pero seamos sinceros de igual manera los hubiera perdido sacandome los mocos. Despues de 38 minutos ya estoy en mi turno con la enfermera chupasangre y zaz casi medio litro de sangre menos y ya estoy terminando mi tortura.

Manejando rumbo a la oficina y en el trayecto aun me sigue calcomiendo el cerebro esa pregunta que me trae con un desasosiego, los trabajadores del seguro social van al cielo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mañana volveremos #Mexicocreoenti

Hoy no hay sonrisa, hoy hay angustia, esa angustia que sientes que te desgarra el alma, si ya era caótico cuando pensábamos en tanta gente a...