domingo, 15 de abril de 2018

Solo con unas horas

Hoy fue día de mejoría, después del jueves de cansancio crónico, empecé nuevamente y logre hacer las cosas mas sencillas en casa, el mayor reto del día era llevar el auto al mecánico, solo de pensar en ir y regresar en taxi o bus, volver a salir de casa caminar nuevamente y recoger el auto, con eso ya estaba cansada, es como tener la batería con recarga del 10% y saber que no puedes desperdiciar la energía.


Sin embargo todo mi panorama cambia, fui a dejar el auto, llegue a casa de mi hermana, platique con mi cuñado, almorcé con ellos, salí con energía y caminé hasta la parada del bus, se tardo 20, 30 minutos y dije tomo taxi, cuando por fin llego el bus, bajo en la parada cerca de casa y me dispuse a caminar, una cuadra antes de llegar a casa había unas llantas apiladas y escuche un pequeño maullido, iba a continuar cuando algo me freno, volví a escuchar y me dispuse a buscar, encerrado entre las llantas había un pequeño gatito de menos de 3 semanas de nacido, sus ojos infectados y temblando de frio, si me conocen saben que trato de no ver todo lo que hay en este mundo porque entonces no terminaría de llorar y mortificarme, intentaría arreglarlo y toda una vida no me alcanzaría, pero en ese momento no pude mas que estar molesta con la raza humana y avergonzada de ser parte de ella, llegue a casa, mi peque que ya no esta peque me ve y se mortifica igual que yo, fue corriendo a la farmacia a buscar leche maternizada para gatos y no consiguió, plan b, la gatita que tiene mi sobrina acaba de tener gatitos, ojala y lo aceptara, estaría excelente, pero antes ir de nueva cuenta al taller por el auto, dicen que todo tiene un porque y todo se alinea, así fue como a dos locales del taller estaba la veterinaria, entramos, le consultaron, gotas para la infección, biberón y leche maternizada, llegamos a casa de mi hermana y no, la gata no lo aceptó, tristeza total, no tengo problema en quedármelo, pero es muy pequeño, necesita cuidados cada dos horas y siendo fin de semana podría hacerlo, pero el lunes tendría que contratar a alguien para que lo cuidara, al final encontramos adoptante, casi salía mi lagrimita al verlo partir, fue una experiencia grata y mi día fue grandioso, pero con ese detalle fue mas que genial.


La vida es bella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sólo un mal día

Tengo que releer para ver que tanto les he compartido, creo que se me han escapado mil cosas por estar viviendo, hoy fue de esos malos dias,...