martes, 7 de abril de 2015

Y la vida continua...

Y la vida continua, asi sin mas, un día nos tocará a nosotros irnos de esta tierra y la vida continuará para los que se quedan.

Tengo días nublados, dias grises y dias soleados, siento esa bipolaridad igual que el clima de mi ciudad, en un día puede amanecer lleno de neblina, mas tarde lluvia, un poco mas tarde el calor y terminar con un día soleado, asi son mis días, entre sonrisas, ocurrencias, silencios, tristeza y lagrimas. Me es dificil, no se porque lo he sentido asi, se que el vinculo con una madre es muy fuerte, pero nunca habia sentido tanto pesar en mi corazón, soy de las personas que pese a lo que pueda suceder, me limpio las lagrimas y vuelvo a continuar mi camino, estos días no lo han sido asi, necesito terapia urgentemente, necesito dejar ir este dolor, necesito regresar a mi normalidad. Mientras tanto en casa una pequeña voz me dice:

"Mamí quiero volver a verte feliz"

Y es cuando me doy cuenta que mis silencios y mis lagrimas son tan tangibles como una herida abierta, estoy en etapa de duelo lo se, pero se me hacen eternos los días y aun tengo ciclos que cerrar.

La voluntad de ella fue ser cremada y asi tan rapido como fallecio al día siguiente ya la tenia de nuevo en casa y esta en su cuarto, en ese pequeño proyecto de 18mts2 y me refiero el cuarto de mamá, el cuarto de su abuelita, sin embargo aun me parece tetrico tenerla conmigo, ya quiero que pasen los días y pueda disponer de mis ahorros para ir y hacerle su ceremonia en el panteon e ir a dejar su urna en el nicho, los primeros dias no podia dormir, me imaginaba que en algun momento la veria de nuevo y me haria algun reclamo, tal vez no fui lo suficiente buena hija, tal vez no hice todo lo que deberia hacer, tal vez, tal vez y sin embargo se que hice todo lo que estaba en mis manos para hacerla sentir amada y querida, que tuviera todas las comodidades posibles y que mis hermanas asi como yo la atendimos con amor y paciencia, pero siempre quedara en la mente de uno ese tal vez.

Hoy recordare un viernes 13 de Marzo en el cual me la pusieron al telefono, fue uno de esos buenos días que ella tuvo.

- Vendras a comer?
- Si hoy salgo temprano y voy a comer a casa
- Ya le dije a Leo que te hiciera una sopa, porque no estas bien
- Estoy bien madre, lo estoy.

Y ese día recibio varias llamadas y decia vengan a ver a Angel, porque ha estado enferma
Y ese día recibio varias visitas y decia, que bueno que vinieron a ver a Angel porque ha estado enferma.

Ese día sonreía de saber que ella no se daba cuenta que la enferma era ella, que la que estaba en cama y sin poder caminar era ella, pero ese día ella se preocupaba por mi y pensaba que era yo la que habia enfermado.

Cosas como esas son las que se quedan guardadas ahora en el baúl de los recuerdos, esos pequeños recuerdos que conforman toda una vida.

2 comentarios:

  1. Aceptar la partida de un ser querido es tan doloroso y más aún cuando es una madre la que se despide. Te envió mucha luz y un abrazo largo y fuerte, ya vendrán días mejores, pero por ahora es bueno guardar duelo porque el alma lo necesita. Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Comadre, sin palabras, algo dificil de aceptar.

    Abrazos para Ti...

    ResponderEliminar

Mañana volveremos #Mexicocreoenti

Hoy no hay sonrisa, hoy hay angustia, esa angustia que sientes que te desgarra el alma, si ya era caótico cuando pensábamos en tanta gente a...