lunes, 13 de febrero de 2017

Esos pequeños momentos que llamamos felicidad

Siempre creo que esta locura que tengo y siento no es normal, es normal sentirse tan feliz que crees que tu corazón va a salirse de tu cavidad y explotar como fuegos artificiales, podrán preguntarse, el por que ser feliz y yo puedo contestar solo por el simple echo de ser feliz.


No necesito un motivo en especifico, sin embargo tengo mil motivos para ser feliz, haber despertado hoy, respirar, sentir, reír, molestar a mis compañeros, ver al peque dormido, llegar temprano a la oficina, venir cantando en el trayecto, haber desayunado un club sándwich deli, tener sueño, tener un trabajo que me guste y me pagan por hacerlo.


Recordar el fin de semana, que me arreglaran el empaste de mi muela y no haber tenido molestias, haber cenado una hamburguesa deli (sigo diciendo, la comida no es amor) haber asistido al partido de basket y ver a mi fuerza regia, ver a mi novio Cristian Cortes jugar y encestar como siempre solo el lo hace - o sea tanta perfección no debía ser permitida, guapo y buen jugador - haber cenado con mi minicaballero de 13 años, haber visto a mis hermanas el fin de semana, dormir y dormir, no tener dolor mas que en el cuello, sentir que cada vez que respiro se escapa un suspiro.


Sigo pensando no soy normal, estar en la oficina con varios pendientes, mientras en el reproductor Franco de Vita sigue cantándome.


Acaso la vida no es bella.


Ahhh y mañana empiezan los playoff











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mañana volveremos #Mexicocreoenti

Hoy no hay sonrisa, hoy hay angustia, esa angustia que sientes que te desgarra el alma, si ya era caótico cuando pensábamos en tanta gente a...