lunes, 16 de junio de 2014

Chocolate manoseado


Dias extraños de calor insoportable, estando en la oficina no se que es eso, estando en casa tampoco, pero andando de visita con alguien en la cual su casa no esta adecuada para los calores de esta zona noreste del país donde algunas veces puedes freir un huevo en el capacete del auto esta canijo, ahi es donde ando buscando como serpiente la sombra bajo una piedra o un charco o una alberca para olvidarme de este calor que me hace sentir como chocolate manoseado.

El sabado me sentia mal, con nauseas,  no se me apetecia comer nada, me tome cuanto medicamento tengo para esos casos, omeprazol, metroploclamida, difenidol y por si las dudas unos probioticos, comi un poco de tostada tipo siberia y a eso de una hora me sentia medianamente bien para manejar asi que calle y patitas para que son, cruce toda la ciudad, llegue super espantada, tenia años que no entraba a esos rumbos, la cita era en una quinta y pese que lo unico que ves son piedras y cerros, al llegar a la quinta todo era verdor y frescura.





No cabe duda que mi rancho sigue maravillandome, lastima que no llevaba mi camara, si no otras tantas fotografias hubiera guardado en este espacio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

A mi no me gusta el chisme, simplemente es comunicación

Esas diferencias que nos hacen únicos. Para el ella es su crush si su amor platónico, le gusta verla de lejos, entrar en su muro, leerla,...