jueves, 25 de septiembre de 2014

Un día de esos


-          Quieres pastel?

-          Si regálame un pedazo

-          Ahh no tengo ningún tupper

-          Dámelo con una bolsa, lo cubro no pasa nada

Ese no pasa nada, ese minuto que no tomas conciencia de lo que pueda suceder, de sus consecuencias fatídicas de un día de trabajo… fue una catástrofe del mundo mundial….

Bajo de la camioneta, me coloco la bolsa, el saco y tomo el pastel, maniobro para cerrar la puerta y ooops… se me ha caído el pastel.

Hasta ese momento solo me dije, con tantos deseo de comer el pastel, mas sin embargo cuando volteo y veo mi falda llena de pastel desde la cintura hasta la bastilla, tooooda la falda embarrada de pastel, caigo en un ataque de risa e histeria.
Tal vez mi frase favorita de “no pasa nada” me funcionaría, pero tal vez si hoy no tuviera visita de directivos, tal vez no pasa nada, si hoy no fuera la inauguración de las nuevas oficinas, tal vez no pasa nada si hoy no tuviera mil cosas que hacer.
 

Hasta ese momento aún sigo con opciones
- Me regreso a casa y me tardo 2 horas en volver a la oficina
- Espero a las 10am y compro una falda en uno de los centros comerciales cercano a la oficina
- Encuero a una de mis compañeras

Opte por la ultima, pero lo mejor es que una compañera traía un vestido en su carro, bueno seguiríamos que todo bien, si no fuera que el vestido es algo así tipo antro, con una chiquifalda y picos de tela de shifon, lo primero que pensé fue changos se me perdió la fiesta, pero era eso o andar todo el día embarrada de pastel,  yo que soy toda etiqueta L.
Entre a la oficina y sentí las miradas, era un vestido que si bajaba la falda se bajaba el escote, si subía el escote, se subía la falda y casi se me veían los calzones, llego un momento en que casi gritaba:  Dios por queeeeeeeeeeeeeeeeeee? Por queeeeeeeeeeeeeeeeee a mi?

 
Después de ese por queeeeeeeee ya no recuerdo mucho, creo que tarde un poco en reaccionar, bueno después de que me dieron unas cachetadas para que se me quitara lo histérica, volví en mí

9:50am y traigo un traje de otra compañera, me lance a su casa a que buscara algo que me quedase, lo bueno es que ambas somos engañosas y como dicen, tienes cuerpo de limosnera, me ha quedado super bien, creo que incluso ya no se lo voy a regresar, ja ja

Como siempre digo… la vida es bella

PD..  Hermana, guárdame otro pedazo de pastel, mañana me lo traigo… (no entiendes Lourdes)

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Celebra la vida

Hoy es día de celebrar, ir por resultados médicos y ... Si ya saben es que empiezan con sus cuestiones de ver que tan buena estoy por den...