martes, 8 de agosto de 2017

Un domingo cualquiera


Domingo de comer juntos, los fines de semana han seguido extraños, duermo a destiempo, me levanto, ando con mucha energía y después otra vez el switch me lo bajan y a dormir otra vez.  Antes me estresaba mucho, mas cuando tenia un peque que alimentar, hoy ese peque se da cuenta que tiene manitas y no le pasa nada si se acerca a la estufa, deje listos unos hotcakes para las 3pm que despierto me comenta: te vi que estabas dormida y calenté los hotcakes que dejaste en la mesa, pero ya tengo hambre.


Reúno todas mis fuerzas y me levanto, le doy un abrazo a mi cama y le digo ahorita regreso, no seas celosa que si te quiero y mucho.


Cocinar algo sencillo y sentarnos a la mesa y empiezan nuestras platicas sin sentido, me comenta sobre la ultima partida de su juego de plantas vs zombies y le escucho sus desvaríos, de pronto un eructo involuntario.


Wacalaaaaaaaaaaaa!!! grito yo atacada de la risa
Se disculpa y entonces le empiezo a comentar sobre un compañero que es un asqueroso y eructa en la oficina, el me empieza a dar un montón de explicaciones que el eructo fue involuntario, yo solo le comento que en casa tiene la libertad de que si sucede no pasa nada y solo diga disculpa, que cuando este en otros lugares muestre la educación que tiene y si es involuntario sin mas igualmente una disculpa.
He tomado refresco e intento eructar, no se escucha como el que el hizo
Se ríe y me dice no te salió mami te falta.
Y seguimos comiendo y riendo.


Tal vez les de asco, tal vez, pero nos vale, es el idioma que hablamos el y yo donde no hay censura y sigo tratando de educarlo y el me educa muchas veces a mi.


Me encanta reírnos juntos, ese corazón con patas me hace muy feliz.















No hay comentarios:

Publicar un comentario

A quejarse...en 1... 2 .... 3

Vuelvo a la misma situación de hace unos meses, de nuevo como hongo cubriendo recepción. El por que? sencillo promoción para la compañera...