jueves, 22 de diciembre de 2016

Posada # 17 de Diciembre 2016

Cuando era pequeña (aquí sonido de lobos aullando) si ya se, fue hace tanto tiempo, recuerdo que el ir a pedir posada era que te dolieran las rodillas de estar hincada rezando el rosario en casa de alguna vecina y que después de cumplir con el protocolo de rezar, entonces si te entregaba tu respectiva bolsita de dulces.




Hoy en día se le dice posada a toda reunión de diciembre, cada empresa celebra a su manera y a su presupuesto, hace 8 años teníamos un presupuesto bastante generoso para hacer los arreglos de tener una fiesta de gala, con show artístico y rifa de regalos, hoy en dia solo son recuerdos y no es porque nuestra Empresa este en crisis, si no que financieramente cada vez se van quitando los excesos y se buscan ahorros, como empleada lo resiento, como empleada que trae la camiseta y que veo finanzas lo entiendo, el decir hoy en dia que nuestro presupuesto es austero es poco, austerísimo diría yo, aun asi como siempre se comenta: se divierte quien quiere y quien no se retira temprano o esta en la reunión con su cara de pocos amigos.




El resultado de este año, risas y mas risas, cantar, bailar y gritar, yo no hago ninguna de estas acciones, yo estoy seria en un rincón, ja ja, si como no, los videos me delatan, siempre les causa risa que haga tanto escandalo como si hubiera bebido una botella de tequila, cuando la verdad solo me tomo 2 cervezas, el disfrutar de la vida, de los amigos, de la fiesta sin tener que perder los sentidos es lo mejor.




Este año objetivo cumplido, divertirme en la posada, reir hasta que me doliera el estomago, darle el abrazo a Jay que vino exclusivamente para acompañarnos eso no tiene precio.


La vida es bella, pero cuando estas rodeado de amigos y compañeros buena onda (a excepción del susodicho, la patrona y el checador -les debo esa historia) es lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mañana volveremos #Mexicocreoenti

Hoy no hay sonrisa, hoy hay angustia, esa angustia que sientes que te desgarra el alma, si ya era caótico cuando pensábamos en tanta gente a...