domingo, 15 de enero de 2017

En este mundo loco

Termina la semana y cumpli el reto de caminar 5 kms. Si lo se, no es una gran cantidad, pero se trata de calidad, un reto cumplido. El dolor de las pantorrillas y de las piernas me hace feliz, es un dolor muscular donde estoy nuevamente caminando mayores distancias, me hace feliz, tan feliz que si fuera un grano de maíz palomero explotaría y seria una palomita.

Dia de ir de compras, hace cuanto tiempo que no salgo de compras? no lo recuerdo, ocasionalmente iba 2 veces al año, el resto del año todo lo buscaba por internet y si tenia que ir a un centro comercial, ya sabia a que tienda y que comprar, eso de ver aparadores, probarte ropa, mirar una y otra vez una prenda o unos zapatos hace tanto tiempo que ya no lo hacia sin embargo este sábado fui al centro de la ciudad al área de Morelos que es un área comercial al aire libre, donde encuentras boutiques y zapaterías, donde pude caminar y ver varias tiendas, creo que de la emoción ni he podido dormir bien esa noche. No compre grandes cosas ya que el objetivo era comprar ropa para el peque pero me di el gusto de caminar por el simple hecho de poder caminar.

Llega la hora de comida y asi entro al centro comercial Plaza Mexico y en el área de comidas en el segundo piso sentada al lado de las barandillas veo el primer piso y me quedo pensando, que sucedería si por accidente tirara mi refresco? expreso mi pensamiento y mi sobrina se rie de mi
- ay tìa cuando leo sus publicaciones en Facebook me da tanta risa, parece niña.
Me le quedo mirando y le digo
- y eso por que?
-es que las cosas que se le ocurren
-es lo que tengo en el cacahuate, que puedo hacer, bueno al menos ya me conoces como soy, cuando este viejita y digan que me comporto ridículamente diras, asi era ella desde siempre.


Cuantos de nosotros aun podemos ver el mundo desde esa perspectiva, cuantos de nosotros podemos aun maravillarnos de las cosas sencillas de la vida. Prefiero ser catalogada como loca, a ser una persona cuerda en un mundo resentido.



2 comentarios:

  1. Es que las locuras si se piensan no las haces. Un día iba con mi sobrino paseando por la plaza cuando dice: Vámonos a bajar por las escaleras contrarias (las eléctricas, las que suben) yo dije va.

    Empecé a bajar y la gente que subía se me quedaba viendo.
    Tengo miedo le decía a mi sobrino.
    No te pasa nada Honguito -así me dicen- no veas a nadie.

    Cuando de repente oigo un grito: ¡Señora por ahí no!
    Era una mujer policía que me gritaba que esas escaleras eran para subir no para bajar jaja.

    Me quedé parada a medias escaleras. Me dio mucha pena y me tuve que regresar jajaja.

    Por eso comadre, haz las locuras, no las pienses.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Lo mismo digo comadre, no te detengas, llegamos a una edad en que debemos aplicar el #valemadre en todo lo que hagamos y te aseguro somos mas felices. Un abrazo comadre

    ResponderEliminar

El tornillo de mi hermana

Dia de manejar de oficina al Hospital UMMA 7 en Santa catarina No estan ustedes para saberlo, pero en casa estamos tan cuerdas que nos sob...