sábado, 22 de julio de 2017

Yo y mis pequeños descuidos

Hay cosas que estan fuera de mi control, un pequeño descuido y todo el panorama cambia.

El edificio donde trabajo es un edificio inteligente, tiene de inteligente lo que yo de biologa marina. Para usar los elevadores es por medio de pantalla touch y tienes que ingresar codigo para llegar a tu piso, cuando entras al elevador no tiene botones de mando, nada solo un boton de emergencia y los de abrir o cerrar la puerta. Nuestra empresa tiene el piso 23 y el 24 donde esta el comedor.

Viernes en que mi amigo mas flaco que un fideo trae huevo con chorizo, yo traje unas margaritas y vamos al mezzanine a comprar unos chilaquiles vamos a hacer un experimento de comida. Llego a la pantalla le digo te toco el elevador 3 y a mi el 2, ven lo inteligente el iba al 24, mientras me desviaba al 23 por unos refrescos. Que le cuesta darnos el mismo elevador. Ahh edificio menso!

Mi escenario.
Subo al elevador, esta un señor mayor y le platico sobre la inteligencia del edificio y la situacion de que nos separaron si ibamos a pisos continuos, cuando me doy cuenta que la puerta no se abre en el 23 y llega hasta el 24, inmediatamente reacciono y me bajo, lo que quiere decir que a mi amigo lo mande al 23 y no al 24.

Me bajo y me da un ataque de risa, pido otro elevador, voy por el refresco intento entre risas contarle a la niña de recepcion, pero no me entiende nada subo de nuevo al elevador y llego al 24 al comedor.

El escenario de mi amigo mas flaco que un fideo.

Sube al elevador, se encuentra con otros compañeros se abre la puerta en el piso 23, los demas bajan, el no baja porque por supuesto confia en su amiga que lo envio al 24 al comedor, entonces el elevador continua subiendo, subiendo y subiendo hasta que otra persona lo llama y se abre en el piso 29. Se baja va a la pantalla y pide ir al 24 al comedor. Estoy escribiendo esto con mucho esfuerzo? Tengo un ataque de risa.

Lo veo en el comedor en el 24 y estoy doblada de la risa, tengo que almorzar pero no puedo, la risa no la puedo controlar, mientras el esta asi con cara de te pasas, ja ja ja ja.

Y asi estuve toda la mañana riendo, me sigo acordando y riendo, voy a la caminata lo recuerdo y me vuelvo a doblar de la risa, lastima que despues de la ultima publicación en que lo etiquete prometi que no lo volveria a ventanear en Facebook, pero no prometi que en el blog no lo escribiría.

Y asi termina mi dia riendo, la vida es bella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esos retos

No debería estar escribiendo, pero si no lo hago exploto. Hoy día de grandes cambios, entre ellos nuevo jefe, así que estoy super hiper ul...