miércoles, 4 de octubre de 2017

Martes que sabe a Lunes

Hoy es día de volver a escribir todo aquello que no quiero olvidar. Después de casi 5 años, de volver a caminar, de aprender a vivir con dolor, dar cada paso con dolor, sigo igual, pero un poco mas tolerable, tanto así que me ha permitido realizar esas caminatas que me encantan.


Primer camping y espero que no sea el único.


¡Que me ha encantado, me ha encantado, si pudiera lo gritaba mas fuerte!


Caminar, caminar con dolor es ya parte de mi vida, el y yo nos entendemos, siempre lo mando por un tubo, pero regresa o simplemente nunca se va, sigue conmigo, por cuanto tiempo, no lo se, pero ya me acostumbre a vivir con el.




Conocer mas miembros del grupo e irnos juntos al camping, llegar al punto de reunión y la lluvia no cesa, así salimos de la ciudad, llenos de esperanzas y expectativas de pasárnosla bien.


Estar a punto de llegar a El Salto, cuando el autobús se descompone y nos deja en un camino peligroso para transitar, la coordinación de los chicos es grandiosa, conocer gente interesante, una enfermera, una maestra de educación física, una bombera, un ingeniero, unos esposos buena onda, unas niñas lindas, todo fue maravilloso conocer gente bonita es lo mejor.


Llegar a un área de recreo y entrar al agua helada, no se porque no sentí frio, todo ese fin de semana, pese a la lluvia, entrar al rio helado, nunca sentí frio, creo yo que es la dosis de adrenalina.


Cambiarme de nuevo y empezar el recorrido, no fue fácil caminar con los zapatos acuáticos, pero era eso o cargar cosas innecesarias y no estábamos para cargar nada cuando de saltar en el rio se trata, me animo y entro al agua, bromear, reír, ver a algunos con cara de asustados y yo igual me imagino, pero toda la aventura fue genial, saltar, hundirte, tragar agua, golpearte con las piedras, la fuerza de la corriente, las ramas, no importa, que importa en ese momento, decidimos vivir ese momento, para eso estamos en ese lugar.


Volver contentos de esas aventuras, nuevamente cambiarnos e irnos a cenar al pueblo cercano, no pregunten que pueblo era, que no supe, no pregunte, solo seguí disfrutando, llegar al área de camping y levantar las casas de campaña, dormir en el sleeping bag y dormir deli 4 horas.


4:30am y salimos a otra cascada, El Salto, impresionante, maravillosa, internarnos en la madrugada, sentir la brisa grandiosa de la cascada, impresionante, no hay palabras para describir tan hermosa naturaleza.


De nuevo viajar y llegar al jardín de Edward James, ignoro el alucine que tuvo para haber realizado esa obra arquitectónica, pero son pasajes, escalones, figuras que te lleva a otro lugar, un lugar lleno de imaginación que Alicia en el país de las maravillas seguramente conoció, el aroma de las orquídeas, tanta vegetación, un área derrumbada, otra cascada impresionante y todo, pero todo es grandioso, sigo sin tener las palabras exactas para describir.




Cada paso en el jardín es grandioso, las fotografías no hacen justicia al deleite que tuve, el ver tanta naturaleza y estar bajo la lluvia, mojarte tanto, llenarte de lodo, no pensar en nada, solo tener una sonrisa en los labios, seguir incomunicada (pocas veces entraba la señal de internet) creo que eso fue lo mejor, no estar conectada


Llegar a casa a las 5:30am del lunes, dormir unas horas e ir a la oficina, al despertar fue cuando empecé el conteo, 4 moretones, 2 raspones y por fin mi cuerpo empezó a quejarse, empezó a decir pues que fregados hicimos.


Estoy feliz, plena, contenta, me encanta mi vida, pero estas vivencias me llenan mas de energía, soy feliz.


Cosas extrañas, dos amigos preguntan algún prospecto, algún galán y me da el ataque de risa, seguirán esperando, de mi parte sigo pensando, no es una prioridad y confío no lo sea jamás, si en el camino le encuentro bienvenido, si nunca lo encuentro ni me estreso, simplemente decidí que este camino lo transitare yo sola como llegue en esta vida y me iré sola esa es la verdad, así que amor de mi vida donde quiera que estés se feliz, vive bien y si un día nos encontramos que así sea.


Tengo el tiempo contado, tengo los días, las horas y los años contados, que necesidad de estresarme pensando en alguien que no se si un día conoceré, quien dijo que no se puede ser feliz estando sola, yo así lo decidí y sigo recia en seguir así, mientras tanto siguen las aventuras, sigo conociendo personas maravillosas, sigo teniendo sueños, sigo escribiendo, sigo soñando.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Improvisando

Fin de semana de... tan tan tan tan... camping A eso de las 10am dice el administrador del grupo, es algo imprevisto vamos a las Trancas,...