lunes, 6 de noviembre de 2017

Creando historias

Si hay algo que me gusta es imaginar historias, muchos cuentos tienen tal vez un 10% de vivencias y el resto de imaginación, otros al contrario 95% verídico y el 5% de imaginación. En algunas ocasiones quedo fascinada de lo que escribí y me encanta tanto, que vuelvo a leerlo y a leerlo, si lo se mi sueño guajiro de ser escritora se refleja en esos cuentos.

Ese día ella llega al aeropuerto, aún con la esperanza de verlo, sus ojos se perdían entre la multitud tratando de reconocerlo, su corazón palpitaba tan fuerte, esa opresión en el pecho, ese dolor que calaba, habían sido años de saber uno del otro sin cruzar una palabra y después poco a poco todo había evolucionado, los últimos meses de llamadas telefonicas, intercambiar mensajes a diario, sin que pasaran 24 horas de saber uno del otro, habían sido sinceros, así lo había pensado ella, así lo creyó y después en algún momento simplemente el calló, ya no contestó los mensajes, ya no habló mas con ella, se devanaba los sesos pensando que había hecho mal, porque siendo sinceros ella era así, siempre se consideraba la culpable en sus relaciones pasadas, tal vez era una programación de hace años que le habían introducido en su chip de personalidad y como un virus se había instalado en su ser.

De pronto escucho el timbre de su celular, era su amiga que le buscaba entre la multitud
- Donde estas?, no te muevas, estoy estacionándome, no tardo.

Ir a almorzar con ella fue toda una alegría, platicar, recordar anécdotas, después llegar a casa, si ese departamento que soñó que compartiría con el, que habían planeado tantas cosas, tantas escenas que había imaginado en su mente, tantos besos, tantas caricias, tantos suspiros que quedaron solo en un sueño.

Ese día su representante la esperaba mas tarde tras bambalinas, estaba agotada tras los ensayos, pero le debia su fama a su publico y entrego su alma en esa ultima presentacion, las ovaciones, los aplausos, salir corriendo a casa a descansar y saber que el no estaria, dolía nuevamente, dolía que otro sueño se derrumbara, pero pese a que todo mundo la veía tan frágil ella había demostrado siempre que era muy fuerte.

Llegando al departamento y bajándose del taxi lo vio, ahí estaba en la puerta, con un cigarrillo en la mano y al hombro una mochila, ese aire de rebelde, su cabello alborotado, esa sonrisa que tantas noches había mirado en las fotografías, se había aprendido cada rasgo de su rostro, por fin era real, tenia tantas preguntas, tantas dudas del porque ya no tuvo noticias de el, el no le permitió decir nada, simplemente se acerco, la tomo en los brazos y se fundieron en un beso largo, sentía que le faltaba la respiración, sus manos recargadas en su pecho, sentía como su corazón y el de ella latían tan apresuradamente, se le hizo eterno, el no pronuncio una palabra, no fue necesario, para ella, el era todo, no importaban todas sus dudas, ya estaba ahí, era mas que suficiente, el resto del mundo no existía.

Pasar esa noche en sus brazos y recorrer todo su cuerpo, lo conocía desde antes, en sus sueños, en sus ansias, en sus deseos, contó cada uno de sus lunares como le había prometido, se fundieron en un solo abrazo y en besos cortos llenos de suspiros, no era necesario los te quiero, no eran necesarias las palabras.


Por la mañana lo vio alistarse, se sentía tan viva, tan llena de vida, cuando el se acerca, le abraza y le dice tengo que despedirme, no quisiera pero así debe ser, ella no lo entendía, sus ojos lo miraban llena de confusión, dame solo una razón por la que tu y yo no podemos estar juntos


Y el contesto: Eres esquizofrénica y yo soy producto de tu imaginación.


Mientras tanto en un hospital, entre tantos pacientes, en una habitación acolchonada, ella lloraba, mientras que detrás de la puerta dos enfermeros platicaban, pobre, me parte el corazón verla asi todos los dias, hace unos minutos cantaba, reía y después termina en llanto, es triste ver su mirada tan perdida.

Y como cada dia ella volvía a reír, decía ya llegue ya estoy aquí.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sólo un mal día

Tengo que releer para ver que tanto les he compartido, creo que se me han escapado mil cosas por estar viviendo, hoy fue de esos malos dias,...