lunes, 18 de diciembre de 2017

Momentos

Ese dia tuve como tres ataques de risa y te dije en la noche te platico, llegaste como cada noche cansado y agotado, yo te esperaba en el sofá, pero primero te seguí en cada paso que dabas, me daba risa el pensar que te desesperabas y me darías una maruchan para que me callara y te dije ya te veo desesperado sentandome en el sofa y amordazandome para que me calle, sin embargo siempre fuiste tan paciente conmigo, decías que jamás te molestaban mis platicas, por lo tanto yo seguia hablando y contándome lo vivido, entre ataques de risa y me decías me encantan esas anécdotas y como te privas de la risa.

Donde quedaron esas anécdotas, donde quedaron esas risas, donde quedo tu sonrisa y como quieres que te olvide si fueron tantos dias, tantas noches, tantas lunas y tantas madrugadas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sólo un mal día

Tengo que releer para ver que tanto les he compartido, creo que se me han escapado mil cosas por estar viviendo, hoy fue de esos malos dias,...