martes, 26 de diciembre de 2017

Platicarlo o no platicarlo.


Puedo entender que cada quien navega con la bandera de su religión, yo he seguido algunas religiones y después como todo en esta vida, si algo no me convence lo dejo, lo abandono, sin embargo no cuestiono la religión de nadie, ni sus creencias, es una regla de etiqueta que de religión no se habla y mas cuando en tu familia hay católicos, testigos de jehová, pentecostéses, mormones, evangelistas, etc, etc.


En verdad no tengo nada en contra de las religiones, el problema son las personas que se congregan en ellas y que por el solo hecho de ir a la iglesia se creen personas perfectas e intolerantes. Tema escabroso en verdad.


Hace unos días escribí mis palabras de agradecimiento de Navidad, muy a mi estilo aquí también esta escrito, en mi forma me bromear comento "Diosito no se de cual fumaste" regularmente no me pongo a decir Diosito algunas veces digo Universo, Fuerza, Karma, Los Marcianos porque a mi ver todo es energía alrededor, pero ok escribí Diosito, todo mundo paso de largo esa mención, leyó mi texto me dio un like, me enviaron buenas vibras y es todo.


Hoy sin embargo mi hermana, si esa hermana que se alejó de nosotras cuando cuidábamos a mi madre, que ya no se reúne, me comenta públicamente en facebook "estaba muy bonito tu mensaje hasta que blasfemaste el nombre de Dios en vano" En ese rato que la leo, casi se me caen los choninos, OMG! se ofendió, vaya que se ofendió y puedo entenderlo, porque hasta que no hizo ese comentario me puse a buscar en google que era decir el nombre de Dios en vano y dije órale no pues si, yo me llevo mucho con Diosito, el nunca me ha dicho nada porque bromeo con el así, pero si mi hermana se ofendió, deja lo corrijo, solo me quede pensando acaso no puedes entender que soy humana y que eso de la religión me vale madres, ahora bien si algo te molesta porque no tan sencillo enviar un mensaje vía inbox y decírmelo en privado, que fregados y digan que no escribo que ingados tienes que ponerlo en mi publicación, casi me sentí que estaba sentada en un banquillo de los acusados y a ella en túnica de fiscal diciendo ¡herejía, herejía, quémenla por bruja!


Tuve que respirar profundo, hacer algunos ejercicios de meditación para poder entonces decidir como contestar, la verdad me molestó, sentí un nudo en la boca del estomago, porque uno quiere estar en paz y mas con la familia, complacerlas, pero luego te das cuenta a la goma, no estamos en este mundo para complacer a nadie, así que sin mas cambio la palabra Diosito por Universo y le contesto públicamente: Gracias hermana por la observación. (zaz culebra, cachetada con guante blanco)


Podría escribir muchas cosas sobre ella si me pusiera a juzgarla, pero saben que me vale madres lo que haga, es su vida, pero conmigo no vengas a esparcir amargura, de mi parte solo puedo decir con toda la paz y armonía que he logrado acumular: Dios te bendiga.


Con nuestros hijos lo tratamos de llevar a cabo, porque se nos olvida que de adultos debemos igual hacerlo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sólo un mal día

Tengo que releer para ver que tanto les he compartido, creo que se me han escapado mil cosas por estar viviendo, hoy fue de esos malos dias,...