domingo, 3 de diciembre de 2017

La fiesta no se acaba

Viernes y sabado de reuniones, salidas, paseos.

Cosas que no deseo olvidar, reirme tanto hasta que te duela el estómago.

Tener amigas que te comprendan y te hagan sonreir es maravilloso.

Como cuando sospechosamente mi amiga mira su celular, tiene un ataque de risa y empiezan a brotar las lágrimas y le empiezo a cuestionar sin saber que soy la causa.

No se si se ríen conmigo o de mi.



Domingo no tan bueno, hasta el agua he vomitado, odio sentirme mal, lo odio, aún así no he dejado de escribir y tratar de reir. A esta hora ya solo queda una leve jaqueca, por cada tres grandes dias tengo que pagar con un dia malo, no importa vale la pena cuando el conteo es grandioso.

La vida es bella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sólo un mal día

Tengo que releer para ver que tanto les he compartido, creo que se me han escapado mil cosas por estar viviendo, hoy fue de esos malos dias,...